#HolaCongreso!
#TransparenciaLegislativaUna herramienta colaborativa que busca acercar a los representantes y a la ciudadanía
Cámaras

Comisiones abiertas

El trabajo en comisiones es el corazón de la labor parlamentaria, es allí donde se realiza gran parte del trabajo legislativo: participan especialistas y referentes de otros poderes, se debaten ideas en detalle y se trabaja en la construcción de consensos para que los proyectos finalmente lleguen al pleno. En grupos reducidos, los legisladores discuten el contenido preciso de los proyectos de ley, un aspecto vital y hoy, poco transparente.

Hoy no existen criterios estandarizados sobre participación ciudadana y publicidad del trabajo en las comisiones en ninguna de las dos cámaras. Es necesario establecer pautas sobre cómo y cuándo se publicará información completa sobre su trabajo, actas, partes, versiones taquigráficas, dictámenes y registros de asistencia a las reuniones.

Política de datos abiertos



El Poder Legislativo debe garantizar la disponibilidad de información parlamentaria en formatos amigables y accesibles. ¿Qué información relevante hoy continúa sin ser publicada?
 
Hoy en ambas cámaras se evidencia falta de información sustancial. En la HCDN falta información sobre ejecución presupuestaria, licitaciones y contrataciones (no indican beneficiarios ni montos), empleados (sólo figura el personal en relación de dependencia y no especifica a qué diputado están asignados), dieta y desarraigo (no indica quiénes lo cobran). En el HSN falta información sobre ejecución presupuestaria, licitaciones y contrataciones (no indican beneficiarios ni montos), dietas (se presenta como un PDF el modelo de recibo de sueldo), desarraigo (no indica beneficiarios ni montos) e información sobre opciones de movilidad elegidas.

Modernización y accesibilidad de la información



La producción de información en formatos abiertos debe ser el resultado de una política más general que alcance a todos los sectores de la administración parlamentaria. En este sentido, los esfuerzos que impliquen crear unidades a cargo de abrir información han demostrado tener fallas y límites; es necesario abordar procesos de mediano plazo tendientes a modificar ciertas prácticas culturales y burocráticas que se presentan como los principales obstáculos a la apertura de información. Esto requiere de actualizaciones tecnológicas, recursos adecuados y planificación a largo plazo.El objetivo es visualizar mejor la información disponible de cada legislador y de la cámara, facilitando la consulta y utilización integrada de datos.
 
Hoy la HCDN cuenta con un portal de datos abiertos, fruto de un compromiso que asumió ante la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP). Sin dudas, este portal fue un avance notable en cuanto a accesibilidad y formatos, aunque cabe destacar que a la fecha  la web institucional no tiene los mismos datos y resulta confuso a qué portal visitar para encontrar información pública. Además, falta información valiosa como datos sobre quiénes cobran desarraigo, trabajo de las comisiones (registros, actas, dictámenes) y equipos de trabajo asignados a cada legislador. Toda la información debiera estar en formatos abiertos (xlsx, JSON, csv). En Senado, toda la información se encuentra concentrada en la web, pero no poseen un portal de datos abiertos. Aunque algunos datasets sí se encuentran en formatos abiertos, no así el total. 
 
Falta, por ejemplo, que la información sobre viajes, votaciones, becas y subsidios se integre a los perfiles individuales de los legisladores.Toda la información debiera estar en formatos abiertos (xlsx, JSON, csv).

Designación del Director de la Agencia de Acceso a la Información Pública del Congreso


 
La Ley 27.275, sancionada en septiembre del año 2016, tiene por objeto garantizar el efectivo ejercicio del derecho de acceso a la información pública, promover la participación ciudadana y la transparencia de la gestión pública. Tener una buena norma no es suficiente: es solo una parte del recorrido necesario hacia una democracia más fuerte. Es fundamental no sólo que la ley exista sino que efectivamente se cumpla, y para ello es clave la existencia de un órgano garante que fortalezca la transparencia en el Estado. Cada Poder del Estado debe avanzar en la confirmación de su propia Agencia de Acceso a la Información Pública, que vele por el correcto ejercicio de este derecho fundamental.
 
Hoy, a más de 3 años de la sanción de la ley, el Poder Legislativo es el único que no ha puesto en marcha su Agencia ni designado a su Director/a. Para hacerlo, las autoridades de ambas cámaras deben designar conjuntamente al Director/a de la Agencia de Acceso a la Información mediante un proceso transparente y abierto, conforme a la normativa. El único avance ha sido  la RC 003-2018 firmada hace 2 años, anunciando la puesta en marcha que finalmente no sucedió. A su vez, se deben garantizar los recursos humanos y las partidas presupuestarias necesarias para su funcionamiento efectivo.

Reforma de reglamentos



Los objetivos de transparencia, participación, rendición de cuentas e innovación que propone el paradigma de gobierno abierto son una valiosa herramienta para evaluar los reglamentos. Algunas tendencias a nivel global sugieren posibles caminos para avanzar en la mejora de las instituciones parlamentarias bajo este paradigma. Por ejemplo, el avance en las tecnologías de la comunicación y la incorporación de las mismas por parte de la ciudadanía ha creado inéditas oportunidades de colaboración y participación en el proceso legislativo. Es necesario reformar los reglamentos de ambas cámaras mediante un proceso abierto y participativo, que incorpore lo aprobado en la Ley 27275 de Acceso a la información pública y las nuevas tecnologías, enfocándose en el trabajo en comisiones, los registros de asistencia y el quorum, las cuestiones de privilegio y el desarrollo de las sesiones plenarias de las cámaras, entre otros.
 
Ninguna de las cámaras registra avances en el proceso de reforma de su reglamento. Sin embargo, cabe destacar que Directorio Legislativo ha presentado ante la HCDN un documento de política pública para impulsar el debate, y continúa trabajando en esta línea. Para acceder al documento completo hacer click acá

Rendición de cuentas institucional



Debe institucionalizarse la presentación de informes periódicos de gestión, el cumplimiento de obligaciones de transparencia activa conforme al artículo 32 de la Ley 27.275 de Acceso a la Información Pública, la presentación de su declaración jurada, la adopción de la firma digital y la estandarización y digitalización de formularios y trámites administrativos internos.
 
Si bien ambas cámaras presentan su informe de gestión anual, hoy ninguna informa qué legisladores incumplen con la Ley de Ética Pública y tampoco permiten acceder al contenido de las declaraciones juradas de aquellos que la presentaron. Para ver la declaración, el sitio redirige al formulario web de la Oficina Anticorrupción, dificultando la accesibilidad.  
 
Algo más importante aún es que todavía no existe un formulario online para efectuar pedidos de información pública, lo que obstaculiza una participación real de la ciudadanía y restringe el acceso a aquellos datos que debieran ser públicos.